¡Aprende la técnica más espectacular y sorprendente a ti mismo!

La fiebre de Flyboard ha ido contagiando a todo tipo de personas en diferentes partes del mundo durante este verano 2013. Es una experiencia impresionante que te deja con ganas de querer más y más. En parte esto se explica porque aunque en tu primera experiencia en flyboard eres capaz de aprender a volar en los primeros 5 minutos, no logras hacer todo lo que te gustaría para apreciar al máximo la experiencia. Aprendes a elevarte a metros y metros de altura sobre el agua y a tirarte con desenvoltura, los más atrevidos y ya expertos en deportes de agua logran hasta nadar como un delfín, pero hacer un salto mortal es ya una técnica avanzada que unos pocos logran dominar en su primer vuelo.

Sin embargo, nosotros desde Flyboard Club Barcelona queremos “facilitarte la tarea” y por eso te presentamos los 6 pasos para hacer un salto mortal en Flyboard.

secuencia de salto mortal flyboard
Foto por: Aaron Feen, Propietario Jamie Loggins (ver página web)

  1. La primera fase es probablemente la más complicada ya que el éxito del salto mortal depende en gran parte de su correcta ejecución. Es necesaria una combinación entre el equilibrio y el impulso: es la fuerza que pongas en este que te permitirá dar la vuelta. Será posible lograrlo doblando las piernas a 45° e inclinando el cuerpo hacia adelante y los brazos hacia atrás.
  2. En este punto, la segunda fase será estirar el cuerpo boca arriba en posición horizontal pero con las rodillas levemente dobladas y los brazos en vertical, lo que te permitirá dar un impulso extra para la siguiente fase.
  3. En el tercer paso es cuando la adrenalina empieza a acelerar en la sangre: tendrás sólo que dejarte llevar por el impulso y disfrutar el paisaje que se te presenta delante de tus ojos pero…¡al revés!
  4. En la cuarta fase estás prácticamente como en la primera pero como un reflejo al espejo: la misma posición pero a cabeza abajo y con los brazos hacia adelante.
  5. Es ya en la penúltima fase cuando estas volviendo a una posición recta y por eso acompañas los pies gracias al movimiento de las rodillas para su aterrizaje.
  6. En la sexta y última fase hay que mantener el equilibrio para no caerse al agua y por eso estiramos las rodillas e inclinamos el cuerpo para su correcto equilibrio.

Aunque parezca complicado en realidad el secreto para el éxito de un salto mortal es simplemente intentar hacerlo! Es el entusiasmo que mueve un ser humano a alcanzar sus metas, así que… ¡atrévete a volar!  Reserva ya tu vuelo Flyboard en Barcelona con Flyboard Club Barcelona.

VÍDEO EN SLOW MOTION

Fuente